NEUROFEEDBACK NEUROPTIMAL®



¿QUÉ ES NEUROPTIMAL®?

¿Porque tantas personas cuidan, entrenan y fortalecen su cuerpo pero no hacen lo mismo con su mente y su cerebro?

Para que podamos vernos completos, los seres humanos necesitamos ver nuestra parte mental, emocional, física y espiritual. Lo que cada uno de nosotros somos es un conjunto armónico de todo ello. El todo no puede funcionar de forma armoniosa ni óptima si no cuidamos de cada una de esas partes. ¿De qué modo estás cuidando tu cerebro y tu mente?, ¿de qué forma los entrenas?

¿QUÉ ES NEUROFEEDBACK?

La técnica de NeuroFeedback permite registrar la actividad cerebral y modificar determinados parámetros de esa actividad para influir positivamente en las funciones cerebrales de la persona (atención, memoria…). Esta técnica es usada desde hace décadas por diversos tipos de profesionales y con muy diversas aplicaciones:

-neurólogos, terapeutas, psiquiatras... para beneficiar a pacientes de ciertas mejorías en los síntomas derivados de algunas dolencias y patologías (como epilepsia o síndrome de estrés post-traumático);

-coaches como yo misma, para facilitar y acelerar cambios en su cliente.



¿QUÉ ES NEUROFEEDBACK NEUROPTIMAL®?

Actualmente el sistema más moderno y avanzado de entrenamiento cerebral a través de NeuroFeedback es NeuroFeedback NeurOptimal®, el mismo que pongo a tu disposicióncomo entrenadora certificada en esta técnica por Zengar Institute desde 2013.

Concebido por Zengar Institute tras sus años de experiencia en la creación, uso y estudio de la técnica de NeuroFeedback, NeurOptimal® no es un tratamiento médico ni una terapia, sino un sistema de entrenamiento cerebral dinámico, inocuo, seguro, no invasivo y totalmente automatizado, que no necesita de un diagnóstico previo del cerebro para indicar lo que no está bien, ni tampoco de un profesional que indique qué tipo de entrenamiento requiere ese cerebro en concreto, porque actúa simplemente informando al cerebro de los desajustes de actividad que percibe y le permite corregirse a sí mismo de forma continua, aprovechando capacidades naturales propias de nuestro cerebro, como:

-la auto regulación, propiedad que permite al cerebro reorganizarse de forma óptima en cada momento en respuesta a los estímulos recibidos y a las demandas mayores o menores y siempre cambiantes de nuestro entorno, para poder “volver al presente”; y

-la neuroplasticidad, propiedad que permite al cerebro integrar nueva información y aprendizaje y modificarse a sí mismo con ello, volviéndose más flexible, mejorando y acelerando su respuesta a los cambios y optimizando su funcionamiento.